Lunes 24 de Enero de 2022

Hoy es Lunes 24 de Enero de 2022 y son las 14:49 ULTIMOS TITULOS:

36.2°

Villa Ángela

PROVINCIALES

26 de abril de 2021

Con el agua disponible, el agricultor decide entre trigo y girasol

El campo acumuló la cantidad de milímetros que necesitaba para comenzar a salir del extenso período de sequía, que lo dejó con pérdidas de rendimiento en los cultivos.

En la previa a la llegada del primer frente frío del año, los días con lluvia dejaron un buen aporte de humedad en los campos de toda la zona agrícola ganadera de la provincia. Los ganaderos respiran aliviados porque aseguran agua y “un poco” de alimento para el invierno, mientras que los agricultores comienzan a decidirse por el trigo o el girasol.

 

El campo del centro chaqueño finalmente acumuló la cantidad de milímetros que necesitaba para comenzar a salir del extenso período de sequía que lo dejó con pérdidas de rendimiento en los cultivos y de kilos en los animales.

“La lluvia, con la que finalizamos abril es excelente para la ganadería, porque sirve para recolectar agua y ayudará a reactivar las pasturas, aunque con lentitud por el descenso de las temperaturas”, señaló a NORTE el médico veterinario Gustavo Eyheralde, delegado del Ministerio de Producción en el departamento Comandante Fernández.

En agricultura, “el agua llegó cuarenta días tarde” y demoró la cosecha de soja y algodón que se habían iniciado. De todos modos, con una perspectiva de buen clima para los próximos días, en cuanto el piso lo permita, las máquinas retomarán la zafra en lotes que han perdido potencial de rendimiento por la seca.

Algodón y soja

En los campos agrícolas, “hay productores a los que la lluvia en este momento les viene bien, mientras que otros no”. “Los agricultores que no quieren que las lluvias continúen, son los que tienen algodón listo para la cosecha y el agua los perjudica disminuyendo la calidad de la fibra”, comentó el ingeniero Joel Romachevsky, asesor de la Cooperativa Sáenz Peña.

El en textil, la lluvia en etapa de la zafra, además implica “reprogramar la defoliación”. “El campo puede estar defoliado y listo para cosechar, pero una lluvia provocará el rebrote y el productor tiene que volver a invertir en defoliantes”, añadió el profesional de la agronomía.

En cuanto a la soja, el otro cultivo que está en etapa de trilla, “en la medida que se puede se va levantando el grano”. “La recolección del poroto no está tan complicada, porque los lotes que no se perdieron por la sequía pueden esperar dos o tres días más, hasta que el piso lo permita, para que puedan volver a ingresar las cosechadoras”, acotó Romachevsky.

Trigo y girasol

Los productores agradecidos por la ocurrencia de lluvias, “son aquellos que planificaron la siembra de trigo y, especialmente, girasol”. “Para la oleaginosa, los milimetrajes registrados en los últimos días auguran una buena perspectiva de siembra”, dice Joel Romachevsky.

“En la zona, algunos agricultores tiene intención de sembrar trigo pero están con el temor de que se cumpla el pronóstico de un invierno seco. Los campos que hoy están con soja, después de la cosecha, seguro serán preparados para girasol, así que si los meses fríos no son tan secos, la apuesta fuerte será la oleaginosa”, concluyó.

ganado.jpg

El estado corporal de los animales no era bueno, por efecto de los interminables meses de sequía.

Alivio ganadero

En el departamento Comandante Fernández “todavía necesitábamos de más lluvias, así que fueron una bendición los buenos registros pluviométricos del final de semana”. “En poco más de un mes cambió todo para el sector ganadero que tuvo campos secos durante todo el verano y ahora, en el ingreso al invierno, vuelven a reverdecer”, indicó Mario Fogar, presidente de la Sociedad Rural de Presidencia Roque Sáenz Peña.

El panorama es de alivio para el sector productor de carne, ya que ingresan a la época invernal con humedad y con la posibilidad de tener disponible pastaje para el invierno. “En estos días, que aún no son tan cortos, se podrán recuperar algunas pasturas que estaban implantadas y se sembrarán otras como trébol, alfalfa y avena, que nos van a salvar en el invierno porque el pasto natural está aún muy débil y no soportarán las primeras heladas”, resume el ruralista.

El otro insumo necesario para la ganadería: el agua, también estará disponible para la zona centro chaqueña. Las represas y los reservorios se colmataron, “además con la última lluvia también los esteros y cañados juntaron el vital líquido”. “Tenemos el agua para pasar el período invernal y, si podemos realizar la siembra de pasturas, vamos a comenzar a recuperar el estado de nuestros rodeos, rogando siempre que las lluvias no se corten en primavera”, acotó Mario Fogar.

Menos terneros

Sin agua no se puede producir, dicen los chacareros y en ganadería quedará reflejado en la próxima zafra de terneros. El estado corporal de los animales no era bueno, por efecto de los interminables meses de sequía.

En este sentido, el presidente de la Rural, mencionó que “es sabido que la recuperación cuesta, lo que significará menos preñez en este año, porque las vacas no pudieron servirse a tiempo y no tendremos buena cantidad de pariciones”.

Se añade que “muchos productores achicaron sus rodeos, vendiendo hacienda de reposición e, inclusive, vacas preñadas”. “Estábamos todos preocupados porque no llovía y se acercaban los meses de frío, entonces se comenzó a bajar el stock de los campos”, finalizó Fogar.

 

 

 

 

 

Fuente: Diario Norte



COMPARTIR:

Comentarios