Sábado 19 de Septiembre de 2020

Hoy es Sábado 19 de Septiembre de 2020 y son las 15:04 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 25.5º
  • Nubes y sol
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PROVINCIALES

1 de abril de 2020

Capitanich, sobre el fin del aislamiento: “Lo que se impone es una agenda de flexibilización”

En una extensa entrevista con Infobae, el gobernador chaqueño se refirió a varios temas relacionados con el aislamiento obligatorio que se extenderá hasta el 12 de abril.

    Con 91 contagiados de coronavirus, Chaco es una de las provincias más complicadas por la enfermedad. Es por esa situación que en la provincia se tomó al determinación de una cuarentena obligatoria incluso antes de que se conozca la decisión a nivel nacional.   En primer lugar, el aislamiento era hasta el 31 de marzo, pero se decidió extenderlo hasta el 12 de abril. Para Capitanich, después de esa fecha “lo que se impone es una agenda de flexibilización”, ya que no será posible que el día después de la cuarentena la actividad vuelva a ser normal.   En ese sentido, también señaló que “las clases no se van a poder reanudar de un día para el otro” y “que es necesario seguir extendiendo los plazos sobre la base de educación digital”.   Además, hizo un análisis pormenorizado de la situación y del estado en que quedará la economía luego de casi un mes de paralización de varios sectores.   A continuación, la nota completa:   -Chaco es una de las provincias que tiene mayor cantidad de infectados. Está entre los cinco distritos con más casos confirmados. ¿Qué explicación le encuentra?   -El origen de lo casos que se dieron en la provincia de Chaco tienen que ver con dos personas provenientes de España, que arribaron al país el 28 de febrero y tuvieron sus primeros síntomas el 5 de marzo. Se hicieron el hisopado un día después, y dos días más tarde teníamos el resultado positivo del Instituto Malbrán. Desde el momento en que llegaron hasta el día que hicieron el hisopado generaron múltiples contactos. Esos contactos estrechos empezaron a generar un encadenamiento sucesivo de nexos epidemiológicos. A partir de ahí se expandió este proceso. Esa es la síntesis de casos importados que después discurrió en lo que se denomina la circulación de carácter comunitario. Por eso nosotros tomamos todas las decisiones en forma drástica.   -¿Más allá de las medidas drásticas que tomó, le parece que faltó conciencia social por parte de la ciudadanía para evitar la propagación del virus?   -Lo que debemos admitir es que los casos en donde se produjo una mayor transmisión relativa, en los casos del Hospital Ferrando, que son 16, la verdad es que por su profesión deberían haber tenido más recaudos. Nosotros articulamos un sistema de call center y una red de Whatsapp en la que tuvimos un equivalente a 10 mil llamadas. Hicimos un seguimiento pormenorizado de unos 3 mil. Entre ellos de 1097 personas que tenían antecedentes de viajes al exterior. Después, fuimos muy drásticos en el cumplimiento de las medidas. Detuvimos a 3059 personas e hicimos cumplir el aislamiento obligatorio.   -Uno de los mayores problemas que está teniendo el Gobierno es el cumplimento de la cuarentena en los barrios más vulnerables del país. En Buenos Aires el foco de conflicto es el Conurbano. ¿Cómo es la situación en Chaco?   -Nosotros observamos un cumplimiento muy significativo. Si bien tuvimos muchos detenidos e identificamos problemas, creo que hubo una fuerte cooperación de la ciudadanía y de los municipios. Los casos están circunscritos estrictamente a Resistencia y Gran Resistencia. En Chaco los casos se dieron ante un eventual razonamiento de circulación comunitaria, solamente en el área metropolitana. Los barrios han tenido un comportamiento muy razonable. Debo destacar la enorme conciencia social.   -¿Evalúa tomar medidas nuevas en la provincia luego de la extensión de la cuarentena que decidió el Gobierno?   -Nosotros identificamos 16 puntos que yo se los remití al Presidente respecto a cursos de acción para cuándo termine la cuarentena el 12 de abril. Hay tres cuestiones que son claves y en el mundo han dado resultado. Lo del aislamiento preventivo, social y obligatorio, que tiene enormes consecuencias desde el punto de vista económico y social. El tema de licenciamiento obligatorio para las personas que constituyan factores de riesgo. Y el distanciamiento de carácter social. Además, hay dos cuestiones adicionales: tener más reactivos y la descentralización de los análisis.   -¿Usted tiene pensadas medidas para el futuro inmediato?   -Lo que es necesario plantearse hacia el futuro es una salida. ¿Cómo? Creo que es absolutamente imprescindible entender que las clases no se van a poder reanudar de un día para el otro y que es necesario seguir extendiendo los plazos sobre la base de educación digital. Segundo, esto nos tiene que dar un modelo de agenda digital. La estábamos ejecutando en la provincia de Chaco. Entender que todo lo que sea sustitución de contacto directo, vamos a tener que extremar las estrategias de intervención por parte del Estado por la vía digital. Creemos que hacia el futuro es necesario recuperar la actividad industrial, la actividad de producción de bienes e instrumentar mecanismos de pagos.   -¿Les están faltando hacer más test para avanzar en los análisis? Ustedes son una de las provincias que están empezando a evaluar casos de coronavirus en paralelo al Instituto Malbrán.   -No se consiguen los reactivos. Hay dos bienes de demanda mundial masiva: respiradores y reactivos. Lo que estamos haciendo, y creo que es una buena decisión del Gobierno, es concentrar la oferta con el objeto de establecer un mecanismo de distribución. Hicimos un pronóstico de un número de casos sobre la base del tiempo de duplicación de casos en una función logarítmica, inversa a la tasa de contagio. Entendida la tasa de contagio como la variación diaria del total de casos confirmados. Significa que cuando disminuye la tasa de contagios, aumenta el periodo de la tasa de duplicación de casos. ¿Y eso que te da? Tiempo. ¿Para qué te da tiempo? Para medir mejor con los test, para mejorar la capacidad instalada de atención en los casos graves y para que llegue una eventual vacuna.   -¿En base a esa descripción, en que situación está el sistema de salud de Chaco? ¿Tolera un posible crecimiento de los casos en la provincia?   -El mes de abril nos va a permitir tener mayor capacidad instalada en número de respiradores, camas y unidad de terapia intensiva para atender los casos graves. Tengo la cooperación de un grupo de expertos enviados por el gobierno nacional para mejorar la capacitación en terapia intensiva y el manejo adecuado de los respiradores en los casos más graves. Todo esto tiene un costo significativo. En un caso extremo nos va a costar 1800 millones de pesos, mientras que un costo menor sería de 600 millones de pesos.   -¿Evalúa tomar medidas nuevas en la provincia luego de la extensión de la cuarentena que decidió el Gobierno?   -Nosotros identificamos 16 puntos que yo se los remití al Presidente respecto a cursos de acción para cuándo termine la cuarentena el 12 de abril. Hay tres cuestiones que son claves y en el mundo han dado resultado. Lo del aislamiento preventivo, social y obligatorio, que tiene enormes consecuencias desde el punto de vista económico y social. El tema de licenciamiento obligatorio para las personas que constituyan factores de riesgo. Y el distanciamiento de carácter social. Además, hay dos cuestiones adicionales: tener más reactivos y la descentralización de los análisis.   -¿Usted tiene pensadas medidas para el futuro inmediato?   -Lo que es necesario plantearse hacia el futuro es una salida. ¿Cómo? Creo que es absolutamente imprescindible entender que las clases no se van a poder reanudar de un día para el otro y que es necesario seguir extendiendo los plazos sobre la base de educación digital. Segundo, esto nos tiene que dar un modelo de agenda digital. La estábamos ejecutando en la provincia de Chaco. Entender que todo lo que sea sustitución de contacto directo, vamos a tener que extremar las estrategias de intervención por parte del Estado por la vía digital. Creemos que hacia el futuro es necesario recuperar la actividad industrial, la actividad de producción de bienes e instrumentar mecanismos de pagos.   -¿Les están faltando hacer más test para avanzar en los análisis? Ustedes son una de las provincias que están empezando a evaluar casos de coronavirus en paralelo al Instituto Malbrán.   -No se consiguen los reactivos. Hay dos bienes de demanda mundial masiva: respiradores y reactivos. Lo que estamos haciendo, y creo que es una buena decisión del Gobierno, es concentrar la oferta con el objeto de establecer un mecanismo de distribución. Hicimos un pronóstico de un número de casos sobre la base del tiempo de duplicación de casos en una función logarítmica, inversa a la tasa de contagio. Entendida la tasa de contagio como la variación diaria del total de casos confirmados. Significa que cuando disminuye la tasa de contagios, aumenta el periodo de la tasa de duplicación de casos. ¿Y eso que te da? Tiempo. ¿Para qué te da tiempo? Para medir mejor con los test, para mejorar la capacidad instalada de atención en los casos graves y para que llegue una eventual vacuna.   -¿En base a esa descripción, en que situación está el sistema de salud de Chaco? ¿Tolera un posible crecimiento de los casos en la provincia?   -El mes de abril nos va a permitir tener mayor capacidad instalada en número de respiradores, camas y unidad de terapia intensiva para atender los casos graves. Tengo la cooperación de un grupo de expertos enviados por el gobierno nacional para mejorar la capacitación en terapia intensiva y el manejo adecuado de los respiradores en los casos más graves. Todo esto tiene un costo significativo. En un caso extremo nos va a costar 1800 millones de pesos, mientras que un costo menor sería de 600 millones de pesos.   -¿Tiene la infraestructura necesaria para soportar esta crisis?   -Durante el período 2007-2015, en mi administración, en el gobierno hicimos una gran inversión en materia sanitaria. Durante los 4 años anteriores no se mantuvo ese ritmo de inversión en materia de infraestructura edilicia, ni tampoco en aparatología, tecnología, insumos y medicamentos. Entonces, enfrentar una pandemia, como el coronavirus, y una epidemia, como el dengue, con un sistema sanitario disminuido en su capacidad de atención, y recursos que disminuyen producto de la actividad económica, obviamente que nos afecta la capacidad de respuesta.   -¿Qué impacto va a sufrir en la recaudación estatal?   -Desde el punto de vista del primer trimestre del año, respecto a lo presupuestado, tenemos una caída de 2.700 millones de pesos. Si tomo la sumatoria entre recursos propios y recursos proyectados, la perdida es superior, un equivalente a 3200 millones de pesos. Y si tomo las perspectivas de reducción de ingresos para el mes de abril, son 2000 mil millones de pesos más.     -Un escenario complejo...   -Es difícil hacer frente a un escenario de estas características con una economía mundial que se ha destruido, con activos financieros que se destruyeron, con capacidad de recaudación en baja y con demandas crecientes. Lo que estamos haciendo es trabajar coordinadamente con el Estado nacional y los municipios para tratar de resolver entre todos la crisis sanitaria, y afrontar el desafío de recuperar la actividad económica.   -¿Desde el Gobierno les anticiparon la posibilidad de que haya alguna ayuda específica para las provincias?   -En la ronda de teleconferencia de gobernadores con Alberto muchos planteamos la necesidad de generar las condiciones de un sistema de piso de garantía en los meses siguientes. Sobre todo en abril, mayo y junio. Porque cuando uno mira las proyecciones de recursos, en virtud del cronograma de vencimientos, es lo más significativo en términos de ingresos de recursos coparticipables. La caída significativa de la actividad económica nos va a afectar a todos. Tenemos que buscar una solución conjunta.   - ¿Y cuál fue la respuesta al planteo?   - Todos estamos preocupados por buscar una solución conjunta. El Presidente ha planteado un esquema de reuniones de carácter lateral o multilateral para afrontar este desafío. Cada una de las provincias tiene diferentes situaciones. Las empresas petroleras, que dependen significativamente de las regalías, tuvieron una doble caída: caída del precio del petróleo y caída del nivel de demanda. Eso afecta el nivel de ingreso. En general nos vemos fuertemente afectados por la disminución de recursos y es muy difícil gobernar con limitaciones severas.   -¿El Presidente les hizo algún pedido especial en la teleconferencia del domingo?   -El pedido es trabajar juntos y coordinadamente como lo estamos haciendo. Estuvimos coordinando las cuestiones de logística, de los pasos fronterizos con el resto de los países, de acciones en materia sanitaria. El pedido del Presidente es ir resolviendo estos temas en coordinación directa y sobre todo, estar siempre multiplicando esfuerzos en forma coordinada.   -¿Realmente sienten que son parte de una mesa federal en la toma de decisiones?   -Sí. La verdad que las dos decisiones más importantes que se tomaron en materia sanitaria, independientemente de las recomendaciones del comité de expertos, se hizo con sentido federal. El Presidente antes de tomar una decisión hizo una consulta con los gobernadores. Primero en la residencia de Olivos y después a través de una ronda de videoconferencia. Nosotros sentimos que existe una coordinación de acciones y un sistema de consultas abiertas con los gobernadores de la provincias.   -¿Qué otra preocupación encontró en la ronda virtual de gobernadores con el Presidente?   -El tema de cómo coordinar acciones para la distribución de respiradores y reactivos. Y la explicación de que no hay disponibles y, en consecuencia, se tienen que administrar desde la autoridad central. También el caso de Los Toldos, en Salta, que está bloqueado como población y que tiene una asistencia de carácter especial. El petróleo, el turismo, la minería. Hay muchas provincias que dependen de esas actividades y se ven muy afectadas. En nuestro caso nos vemos afectados por los recursos coparticipables y el impacto en la actividad económica. Hay que tener templanza y capacidad de liderazgo para ir resolviendo estas cuestiones con fuerte convicción y, sobre todo, capacidad de trabajo.   -¿Teme que la extensión de la cuarentena, sumado a la crisis económica preexistente y el parate de las actividades por el aislamiento, generen conflictos en algunos sectores de la sociedad?   -La definición que tenemos que entender es que el liderazgo político es esencial para morigerar el impacto de la crisis sanitaria y social. Por eso es muy importante el conjunto de acciones y medidas que adopta el Gobierno para morigerar la tensión de carácter social. Si la crisis social se agudiza, existe una pérdida de liderazgo político que puede afectar la capacidad de resolución de la crisis sanitaria. Entonces, es muy importante, en un período de crisis de esta magnitud, que el liderazgo político se mantenga incólume para fijar un horizonte que permita resolver, al mismo tiempo, la crisis sanitaria y la crisis social.   -¿Y cuál sería ese horizonte?   -Coordinar una estrategia, desde el punto de vista de una salida programada a la cuarentena establecida hasta el 12 de abril, implica ir recuperando de forma progresiva la actividad industrial, la producción de bienes, la producción de servicios, la recuperación de la vida normal. El ingreso familiar de emergencia es una medida rápida y eficaz, pero insuficiente. No cabe la menor duda que la fuente principal de ingreso de las personas debe ser el fruto de su trabajo. Hay oficios y servicios que están muy afectados.   -¿Cree que la cuarentena se puede extender más allá del 12 de abril?   -Creo que la cuarentena, como dijo el Presidente, en consulta con el comité de expertos, trabaja sobre la dimensión de dos siglos virales que ineludiblemente disminuyen el impacto en materia de circulación. A partir del 12 de abril, no cabe la menor duda, lo que se impone es una agenda de flexibilización.   -¿Qué implica?   -Primero, que la educación puede tener una suspensión de clases y una sustitución por educación digital hasta un período determinado de tiempo, que deberá evaluarse en forma sistemática semana tras semana. Segundo, que todas las actividades que tienen que ver con interacción con el sector público y actividades de carácter registral, tendrán que mantenerse, sino profundizarse. Tercero, que es imprescindible entender que las personas que constituyen factores de riesgo tienen que tener un cuidado especial y el Estado debe arbitral esa media. Cuarto, que es posible generar un mecanismo de licenciamiento para muchas actividades que implican circulación y aglomeración de personas. Quinto, generar mayores condiciones de exigencia en materia de seguridad, higiene y protocolo de carácter preventivo. Sexto, que es necesario ir liberando progresivamente actividades de base industrial, productora de bienes o generadora de divisas con cierta regulación. Y, para lo último, observar la evolución del número de casos, del sistema de testeo, de la capacidad de reacción del sistema sanitario, para luego pensar en espectáculos o determinado tipo de reuniones a cielo abierto, o que impliquen concentración de personas.   -Un regreso paulatino a la vida normal.   -Sí, Hay que pensar en ese sentido. Porque la drástica disminución de actividad genera un fuerte impacto. Cuando uno analiza el mundo puede observar que Argentina tomó las decisiones en tiempo y forma para prevenir la circulación viral. Que eso produce un achatamiento de la curva y que va a tener un impacto positivo. Pero, a su vez, nuestro problema es que todavía no llegamos al invierno. Entonces, tenemos que lidiar con una pandemia expandida y generalizada en el mundo que no tiene vacunación posible y que, en definitiva, genera problema de atención. Pero que, al mismo tiempo, nos agarra con una temperatura de verano.   -¿Y cuando llegue el invierno?   -Vamos a tener que lidiar para ver si hay recirculación viral a nivel internacional y cuándo va a ser el impacto del invierno en Argentina. Por eso es muy importante que se apliquen las 13,6 millones de dosis en materia de vacunas antigripal. Y, sobre todo, para los factores de riesgo. Todas las medidas que se están tomando en materia sanitaria son las correctas, son las adecuadas, permiten atenuar el impacto y eso es lo que nos va a permitir tener un horizonte común.   -Alberto Fernández cuestionó a Paolo Rocca por los 1400 despidos en Techint. Después, el Gobierno dictó la conciliación obligatoria. ¿Cree que se pueden generar más despidos en el sector privado?   -En primer lugar, creo que hay muchas consideraciones a nivel mundial con respecto a que nadie se salva solo. Lo dijo el Papa Francisco. No hay posibilidad de resolver este problema con decisiones unilaterales. La solidaridad debe ser la base de la resolución de este problema. Nosotros advertimos la necesidad de que pequeñas y medianas empresas, y empresarios, protejan el empleo. Porque eso sería implementar la angustia de la ciudadanía. La solidaridad es un principio básico. Si nosotros le pedimos a la ciudadanía un esfuerzo, los que más tienen deben soportar con mayor densidad.   -Hubo rumores sobre que usted tenía coronavirus ¿Cuál es su estado de salud actual?   -Me hice dos hisopados y los dos dieron negativo. Las reuniones que eventualmente uno puede tener, las tenemos pero sobre la base de un estricto cumplimiento de protocolo. Cumplí con el protocolo y el distanciamiento social. Hacemos un gran esfuerzo para lograr que se establezcan las condiciones que me permitan cumplir las funciones que debo cumplir. Descarto absolutamente tener coronavirus.   -¿De dónde cree que pueden provenir esos rumores?   -No me interesa ni siquiera identificarlos. No entiendo cuál es el ensañamiento para tratar de generar estas condiciones. En estas situaciones todo el tiempo existen operaciones desde el punto de vista político.         Fuente: Diario Chaco

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios