Sábado 26 de Noviembre de 2022

Hoy es Sábado 26 de Noviembre de 2022 y son las 23:44 -

33.1°

Villa Ángela

ACTUALIDAD

30 de junio de 2022

Confirman brotes de rabia paresiante en el interior del Chaco

Ante ello, el Senasa interdictó establecimientos en un radio de 10 kilómetros y estableció la vacunación emergencial obligatoria del ganado.

Al confirmarse brotes de rabia paresiante en animales de la especie bovina en las localidades chaqueñas de Laguna Limpia y Comandancia Frías, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) estableció la vacunación antirrábica emergencial obligatoria del ganado, en un radio de 10 kilómetros, alrededor de los casos índices.

Esta medida también es complementada por la interdicción de todos los establecimientos situados dentro del mismo radio, alrededor de los casos confirmados en los departamentos chaqueños de Libertador General San Martín y General Güemes.

Una vez que la vacunación haya sido efectuada, los productores deberán dar aviso a las oficinas del Senasa de General San Martín, Machagai, Colonia Elisa y Fuerte Esperanza, para que la misma sea registrada.

Es importante mencionar que, siguiendo el esquema de la vacunación emergencial obligatoria ante un brote, se deberá revacunar los primovacunados entre los 20 y 60 días posteriores a la primera dosis, conforme a lo establecido en la normativa vigente.

Por otra parte, al tratarse de una enfermedad de notificación obligatoria ante el Senasa, se recuerda la importancia de dar aviso ante la existencia de animales con sintomatología nerviosa compatible y la detección de posibles refugios de vampiros que serán evaluados, georreferenciados y comunicados al Programa Nacional de Control de la Rabia Paresiante del Senasa.

Las denuncias pueden realizarse en las oficinas del organismo; a través del correo electrónico: [email protected], o a través de la aplicación Notificaciones Senasa disponible en Play Store.

La rabia paresiante es una enfermedad epidémica y recurrente, potencialmente zoonótica, causada por el virus rábico, transmitida por el vampiro común Desmodus rotundus, que afecta principalmente a los bovinos y equinos, y con menor frecuencia a otras especies domésticas y a algunos animales silvestres.



COMPARTIR:

Comentarios